Debemos seguir apostando por Tabasco

Eliazar Cabrera director general de Charricos y empresarios tabasqueños impulsan el proyecto “Alianzas productivas, apoyo para la reactivación económica del estado”.

Aún en tiempos de crisis, debemos seguir apostando por hacer negocios en el estado y reactivar la actividad productiva del campo tabasqueño. Así lo considera Eliazar Cabrera Paredes, director general de Grupo Industrial Charricos, quien a lo largo de cuatro décadas de trabajo e innovación permanente ha erigido una historia de éxito empresarial en Tabasco y México.

Con esta idea como bandera, y no obstante la incertidumbre por la pandemia del Covid 19 que mantiene en “jaque” la economía global, el frontereño se unió a otros empresarios locales para poner en marcha el proyecto “Alianzas productivas, apoyo para la reactivación económica del estado”.

Eliazar Cabrera director general de Charricos

Se trata de un trabajo coordinado con los productores de varios municipios, entre ellos Centla, Centro, Nacajuca y Jalpa de Méndez, en el que se dotará de equipo, semillas y fertilizantes orgánicos a los pequeños productores, además de brindarles capacitación y asesoría técnica, y garantizarles la compra de sus cosechas a un precio justo.

Al contar con estas materias primas, Charricos seguirá ampliando su gama de sabores y la presentación de sus diferentes productos, los cuales se elaboran a base de maíz y plátano, principalmente.

“La idea nació tomando en cuenta que nosotros requerimos materias primas que se produzcan en el estado; incluso planeamos trabajar con insumos como el frijol, con el que se producirá un nuevo sabor de tortillas y totopos, además de la moringa, malanga y yucaque serán utilizadas para otros productos”, explica a Gestión Empresarial el directivo de Charricos, empresa familiar que ha logrado traspasar la frontera del comercio norteamericano, a donde cada mes envía cinco contenedores con sus productos.  

La alianza impulsada por Eliazar Cabrera junto a empresarios locales tiene dos propósitos fundamentales: el primero, fortalecer al pequeño productor tabasqueño, y el segundo, tener a disposición la materia prima. “Así, si tenemos necesidad de comprar maíz, vamos a comprárselo a los pequeños productores del campo, que son quienes se han visto más afectados con esta pandemia; de ahí la idea de voltear a ver a nuestros paisanos y acercarles algo de tecnología, como máquinas de arado con las que puedan preparar la tierra”, dice con acierto. 

El programa consiste en asociarse con el productor, es decir, no se trata de un programa o proyecto en el que se regale dinero, sino en una alianza efectiva de trabajo.

“El productor conoce del campo, cuándo debe sembrar, cómo lo debe hacer, y nosotros tenemos el conocimiento y la experiencia para industrializar, y así aprovechar los recursos y darle un valor agregado a los cultivos del estado; esta mezcla nos puede generar un buen resultado, que traiga beneficio a los productores, a la población y a la empresa, que opera bajo el criterio de un mercado justo”, menciona tras señalar que ya se inició con el cultivo de maíz y malanga en las comunidades rurales pero desafortunamente las condiciones climáticas han afectado la siembra.

“En este proyecto nos hemos encontrado a mucha gente buena. Yo creo en la buena fe del hombre, creo en la buena fe del tabasqueño; cuando se le dan las herramientas necesarias, el tabasqueño trabaja”, alude -con optimismo visionario-Eliazar Cabrera.

Impulso a la actividad acuícula

Eliazar Cabrera director general de Charricos

Bajo este mismo esquema de asociación se echarán a andar proyectos de producción de especies como la mojarra castarrica, la sardina, el bobo escama y hasta el pez armado en las zonas marginadas de los ríos San Pedro, Usumacinta, Grijalva y Tulijá.

Para lo anterior, se utilizarán espejos de agua naturales de ríos y arroyos, y se reactivarán lagunas, como la del Viento, en la ranchera Chilapa, y la Concepción, en la ranchería Misteca 3ra, ambas en Centla, en las que se sembrarán alevines de las especies mencionadas.

Además del beneficio directo a productores acuícolas de comunidades como Boca Grande 1ra. y Tasajera (Centla), también se rescatará un laboratorio de alevines ubicado en Chilapa (Centla).

Las especies serán procesadas por Industria Procesadora de Alimentos Acuícolas del Sureste (IPAAS) -puesta en marcha en 2019 por Eliazar Cabrera- que ofrecerá una amplia variedad de productos, como filetes de pescado empacado al vacío, jamón, carne de hamburguesas, longaniza, nuggets, harina de pescado y hasta alimento para gatos, del que a la fecha se producen mil latas diarias.

ELIAZAR CABRERA

  • Nació el 13 de mayo de 1957 en Frontera, Centla
  • En 1978 fundó Industrias Charritos S.A de C.V., de la que actualmente es director general
  • En 2009 estableció Industria Bioenergética S.A. de C.V.
  • En 2013 puso en operación Industria Procesadora de Hule de Tabasco S.A. de C.V.
  • En 2013 abrió Comercializadora Charricos S.A. de C.V.
  • En 2019 echó a andar Industria Procesadora de Alimentos Acuícolas del Sureste
  • En 2010 recibió el Galardón PYME Bicentenario, otorgado por la Secretaría de Economía al considerar a la empresa Industrias Charritos S.A. de C.V. un caso de éxito en innovación tecnológica
  • En 2010 fue nombrado personaje distinguido por el Ayuntamiento de Centla
  • En 2012 ganó el Premio Estatal de Ecología “José Narciso Rovirosa”

CHARRICOS EN NÚMEROS

  • Producción anual de maíz en Tabasco: 130,000 toneladas
  • Charricos adquiere 15 toneladas del grano y seis de plátano
  • Actualmente envía cinco contenedores mensuales con productos a EU

ABOUT THE AUTHOR

Contáctenos

Somos una revista de circulación bimestral, puede adquirirla en puestos de revistas y tiendas de prestigio. Pede suscribirse para recibirla en su negocio u oficina.

Avenida Francisco Javier Mina 907 Colonia Centro, Villahermosa,Tabasco
Tel: (993) 157-0324
Email: ventas@revistagestionempresarial.com

Flickr

    Convertidor de moneda

    Convertidor de moneda: USD/MXN