La calificación crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex) puede mejorar al nivel que tiene México si el gobierno garantiza su deuda, consideró Moody’s, dos días después de quitarle el grado de inversión y colocarla en grado especulativo.

La calificación de la empresa solo aumentaría en la proporción en que la deuda garantizada (por el Estado mexicano) sea mucho mayor en proporción al total de la deuda de la empresa. ¿Es un escenario posible? sí“, comentó Nymia Almeida, vicepresidente senior de la calificadora de riesgo crediticio, durante una conferencia de prensa.

La analista matizó que dicho escenario es el que se está considerando ahora porque no existe ninguna garantía por parte del gobierno.

La Ley de Petróleos Mexicanos, actualizada con la reforma energética del priista Enrique Peña Nieto en 2014, estableció que la deuda de Pemex y sus empresas subsidiarias no constituyen obligaciones garantizadas por el gobierno mexicano.

La analista del riesgo soberano de México, Ariane Ortiz-Bollin, recordó que Moody’s tendría que analizar el impacto para el perfil crediticio de nuestro país si este escenario se materializa, pues solo está incorporado que el perfil de Pemex es más débil porque tiene que apoyarlo el gobierno, pero sin garantía.

Pemex es la compañía petrolera más endeudada del mundo. Sus pasivos financieros ascienden a 105,000 millones de dólares. Hoy la industria en la que opera enfrenta el peor nivel de precios en 20 años ante la destrucción de demanda provocada por la pandemia de coronavirus que ha derivado en cuarentenas y restricciones de viaje en casi todo el mundo.

La consecuencia de llegar al grado especulativo, el concepto formal para los ‘bonos basura, es que será más difícil conseguir financiamiento para Pemex, además de que será más costoso.

Almeida recordó que la firma brasileña Petrobras también perdió el grado de inversión en la década pasada, pero redujo su nivel de endeudamiento deshaciéndose de activos que no eran rentables, como la venta de refinerías y ductos.

A principios de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un recorte de la carga fiscal de Pemex por 65,000 millones de pesos. Dos días antes, Hacienda dijo que adelantaría el recorte de 58 a 54% del Derecho de Utilidad Compartida (DUC) que paga la compañía.

Almeida recordó que la petrolera mexicana tiene líneas de crédito por 8,000 mdd y que posiblemente utilice este año, pero quedaría desprotegida para cubrir sus compromisos financieros de 2021, que ascienden a 6,000 mdd.

Como la calificación de Pemex está vinculada a la de México, Moody’s dijo que era necesario un “plan creíble” para poder considerar una revisión al alza de su nota crediticia.

Va a ser creíble el negocio en la medida que la empresa consiga dar resultados proporcionales a la cantidad de capital de que está invirtiendo en su negocio”, comentó la analista.

About Author

Somos una revista de circulación bimestral, puede adquirirla en puestos de revistas y tiendas de prestigio. Pede suscribirse para recibirla en su negocio u oficina. Avenida Francisco Javier Mina 907 Colonia Centro, Villahermosa, Tabasco

Related Posts

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.*